26 ago. 2010

sencilla, que no simple






Sigo rescatando fotos de alfarería de la montaña; esta pieza salió de las manos de María, que habla con una fuerza hipnótica, aunque no pillo ni palaba de lo que dice. La cuadra donde apila su producción debería ser nombrada tesoro cultural marroquí. Montones de bellísimos cacharros con ese blanco desvahído, atravesado por líneas, impresiones de sus dedos...

Tiene origen a pocos kilómetros de las mostradas en otra entrada... y es completamente diferente... la decoración sencilla, pero no simple. Me cabreo cuando me lío a dar brochazos y acabo cargándome una pieza.

La pieza está engobada y habita en casa. Su hermana pequeña me acompaña en el trabajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario